Tu depilación láser – Todo lo que necesitas saber

Ventajas y resultados de la depilación laserDespués de muchas vueltas investigando y experimentando, la depilación láser se anuncia como la más segura y eficaz del mercado. Lo que todas y todos buscábamos, una depilación prácticamente definitiva e indolora al alcance de casi todos los bolsillos. El láser tiene muchas aplicaciones médicas y entre ellas la gran función de dejarnos como nuestra madre nos trajo al mundo, ¡sin vello, suaves y divinas!

En qué consiste la depilación láser

El láser es un aparatejo que emite un potente haz de luz en la zona a tratar, la gran ventaja es que esta luz destruye el pelo de raíz (si nos ponemos técnicas: el folículo piloso) y no afecta a los tejidos adyacentes. El vello contiene melanina, que es el pigmento que le da el color. Pues bien, la melanina absorbe la energía lumínica emitida por el láser y la transforma en calor y de este modo se destruye el folículo o bulbo piloso. Resultado: éste ya no puede fabricar más pelo, ¡toma ya!

Varios factores influyen en la depilación láser, el número de sesiones necesarias (que se traducirá en la cantidad de pasta a desembolsar) así como la potencia o longitud de onda a aplicar variarán en cada caso, dependiendo de la persona. Además de factores como el sexo o la edad, y como cada una somos de un padre y de una madre, pues tenemos un fototipo distinto. ¿El qué? Un fototipo, verás, cada persona tiene un fototipo entre I y VI, que no es ni más ni menos que la capacidad de cada piel para asimilar la radiación solar, esto se traduce en un tipo de piel y unas características del vello (color y grosor). Las categorías de clasificación van de I a VI, siendo I la pelirroja irlandesa con pecas que ve el sol 5 días al año y VI el negrito sabrosón.

Lo ideal sería una piel clara con un vello oscuro y fuerte, ya que el láser hace una discriminación por color, dicho de otro modo, puesto que el láser actúa únicamente sobre las zonas oscuras por la melanina, no es eficaz para el vello blanco o débil y muy claro. Para pelo con poca melanina (canoso, rubio o pelirrojo), la depilación eléctrica es la solución definitiva.

¿Y si soy más bien morena y tampoco es que tenga tanto vello? ¡Pues bien por tí! Sólo tendrás que elegir el tipo de láser que mejor se te ajuste, según la longitud de onda en la que emitan, actuarán mejor sobre un tipo de vello u otro.

Tipos de láser

Aquí están los que son y son los que están:

  • Si tienes la piel clara y el vello negro, lo tuyo sería el láser Rubí, con una longitud de onda de 695 nm.
  • Si tienes el vello oscuro pero tu tono de piel es medio, opta por el láser Alejandrita, con una longitud de onda de 755nm.
  • Si presumes de piel y vello oscuros, apuesta por el láser Diodo, con una longitud de onda algo superior, 810 nm.
  • La mejor opción apta para todo tipo de pieles aunque menos eficaz que los anteriores: el láser Neodimio-Yag, con una longitud de onda de 1064 nm.

Riesgos de la depilación láser y recomendaciones

Desmitificando el mito y compartiendo algunos consejos prácticos, hablemos de las medias verdades dejando las cositas claras. La historia de la depilación nos demuestra cómo, con más o menos glamour, venimos haciendo esto desde la época de las cavernas. Con la mejora del láser surgen nuevas cuestiones y precauciones a tener en cuenta… Una gran tecnología, conlleva una gran responsabilidad. Lo detallamos paso por paso, mito a mito.

La depilación láser es indolora. Pues casi casi, dependiendo de la sensibilidad de cada piel se puede experimentar algún picor o enrojecimiento tras una sesión, pero vamos, que no hay que llegar al llanto, ni hace falta anestesia ni nada. En algunos casos se emplea crema o bien un sistema de aire frío para calmar un poco la zona.

Paciente y especialista han de llevar gafas protectoras. ¡Obvio!

La depilación láser es definitiva. A ver, como diría mi abuela: definitivo en esta vida…la muerte. Digamos que es una depilación de muy larga duración. En mujeres el vello prácticamente no vuelve a aparecer y en hombres la cosa cambia, por razones hormonales y, aunque debilitado, el vello en torso y espalda puede volver a hacer acto de presencia.

La depilación láser no funciona sobre el vello rubio, las canas o el vello decolorado debido a la falta de melanina. Para estos casos se aconseja la depilación eléctrica o electrólisis.

Es recomendable comenzar por una pequeña zona para tener en cuenta sus efectos. Las axilas suelen ser la mejor opción, te quitas un engorro importante y además es una de las zonas donde se obtienen mejores resultados con el láser. Las razones principales son: el vello suele ser grueso y uniforme, la piel no está pigmentada ni expuesta al sol y además no suelen activarse nuevos folículos una vez eliminados los existentes. Los especialistas presumen de una eliminación del vello cercana al 90% tras 5-8 sesiones. La depilación láser en las axilas es la forma más habitual de probar el tratamiento, antes de extenderlo a las ingles y piernas.

La Seguridad Social no cubre la depilación láser. Oooohhhhh, pero vamos que esto lo sabías, ¿no?

Se desaconseja la depilación láser en pieles negras, mestizas o muy bronceadas debido a los riesgos de despigmentación. Saborrrrrrr.

La depilación láser no deja ninguna cicatriz ni tiene efectos secundarios no deseados, a no ser el enrojecimiento pasajero de la piel. Afirmo y confirmo.

Se desaconseja la exposición al sol así como utilizar autobronceadores los días anteriores y posteriores a la depilación para evitar que la piel sufra coloración. Protección, amiga depilada.

A evitar: durante el embarazo, en personas con diabetes o que estén tomando medicamentos que produzcan fotosensibilidad.                                                  Resultado depilación láser piernas

Resultados de la depilación láser

Resumiendo, piel suave y lisa de forma definitiva. Sin vello, naturalmente.

Como ya hemos dicho, el resultado dependerá de la zona, el tipo de vello y el fototipo (color de la piel). Suelen requerirse entre 5 y 9 sesiones para conseguir una eliminación del vello de hasta un 90%.

La depilación láser es una forma de depilación definitiva en poco tiempo. Es económica si hacemos un cálculo de lo que nos gastamos en cera, cremas y cuchillas a lo largo de toda una vida. Se evitan agresiones que provocan otros métodos de depilación y además ayuda a la eliminación de pelos enquistados o foliculitis. Se recomienda a las mujeres que tienen desarreglos hormonales. Es un tratamiento indoloro, seguro y con resultados permanentes. Gracias a este tratamiento se mejora la calidad y suavidad de la piel, que se aclara y uniformiza. ¿Qué más quieres?

Por si le quieres seguir dando vueltas, subiré unos cuantos artículos más con comparativas, precios y datos interesantes, pero vamos, si lo tienes claro: ¡lánzate! la primera consulta suele ser gratuita. En ella se establece un protocolo terapéutico junto con el especialista, determinando el número de sesiones y la elección del láser, en función de lo que hemos hablado: sexo, edad y fototipo. Evidentemente, todo con cabeza. La oferta en depilación láser en nuestro país es muy amplia (clínicas, centros de belleza), pero hay que saber elegir (sospecha de los sótanos, los bajos traseros y la ausencia de diplomas). Opta por un centro que te ofrezca garantías y que cuente con personal cualificado y experimentado. ¡Qué la fuerza te acompañe!

Escrito por

CompartirShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+49Pin on Pinterest1Buffer this pageEmail this to someonePrint this page